Agitando el árbol en la Universidad de Sevilla

Que la Universidad de Sevilla vaya a elegir, previsiblemente, en el mes de diciembre de 2015 al que será su nuevo/a rector/a en los próximos cuatro años, debería ser un tema lo suficientemente importante para la comunidad universitaria en particular y para la sociedad sevillana en general, como para que se generase un intenso debate y se propusiesen candidatos/as y alternativas para la mejora en la gestión de la institución ante los muchos cambios y la situación tan inestable que lleva viviendo en los últimos años la universidad pública.

Pero no siempre lo deseable tiene que ver con lo que realmente sucede, y mucho me temo, que si no se empieza por “agitar el árbol” y “calentar el ambiente”, la propia inercia del cargo en funciones y del equipo de gobierno del que fuera Rector hasta su nombramiento como Consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, hará de este momento clave para nuestra universidad, una transición apacible, sin mucho ruido y apelando a la continuidad del proyecto inacabado del antecesor en el cargo que en verano, y de forma inesperada, decidió mirar más alto y dejar a medias su mandato como Rector de la Universidad de Sevilla.

A este hecho inesperado unimos que la Universidad de Sevilla es la única universidad pública española que elige a su máximo representante, rector o rectora, a través de los miembros del Claustro y no mediante sufragio entre la comunidad universitaria. Y el actual claustro, elegido en 2013, no será renovado para esta importante ocasión. Con ello, poco más de 300 claustrales -de una comunidad de más de 80000- representando a los tres sectores universitarios (profesorado, estudiantes y personal de administración y servicios) que fueron elegidos hace dos años y que se encontraron como rector a Ramírez de Arellano, elegido por el anterior Claustro siendo único candidato, ahora elegirán, por este mismo sistema de elección exclusivo de la US, al que será rector/a para los próximos cuatro años. Durante este periodo se tendrá que renovar el Claustro y el nuevo se encontrará a un rector/a elegido/a por el claustro anterior. Ni el rector/a lo elige la comunidad mediante sufragio, ni al rector/a lo elige el claustro con el que luego gobierna. Todo un cúmulo de despropósitos que nadie parece querer cambiar.

Con este caldo de cultivo y para tratar de incentivar el debate y abrir la democracia universitaria en el futuro proceso electoral para la elección del Rector/a de la Universidad de Sevilla, un grupo de profesores/as hemos decidido agitar el árbol, poner sobre la mesa la importancia de la elección a nuestro máximo representante y tratar de conocer los programas y las alternativas de los posibles candidatos/as a esta elección.  

Así ha nacido el colectivo Hamlet #HamletUS y este es su primer comunicado.

Colectivo Hamlet

Something is rotten in the state of Denmark, W. Shakespeare, Hamlet, 1.4, ca. 1602

En el día de hoy miembros del Claustro Universitario de la Universidad de Sevilla se constituyeron como colectivo Hamlet, con el objetivo de promover la reflexión dentro y fuera de la Universidad de Sevilla de cara a las próximas elecciones a Rector o Rectora, que se convocarán previsiblemente a principios del próximo mes de noviembre. Las elecciones en la Universidad de Sevilla se convocan debido a la dimisión tras dos años de mandato del anterior Rector, Antonio Ramírez de Arellano, nombrado el pasado mes de junio como Consejero de Economía y Conocimiento del gobierno de Susana Díaz.

Entre los objetivos del colectivo Hamlet está impulsar un proceso de participación  y debate entre lo/as candidato/as  y los distintos sectores de la Universidad ( PDI, PAS y Estudiantes ) que desemboque en una alternativa de gobierno que desactive el statu quo de la Universidad de Sevilla. A juicio del colectivo, esto supondría un gesto de salud democrática y permitiría poner sobre la mesa los grandes temas que afectan a la comunidad universitaria y a la sociedad. Hamlet promoverá debates específicos sobre algunos de los asuntos que considera de relevancia para la Universidad de Sevilla en estos momentos, como son: la necesaria vinculación de la Universidad con los principales problemas que afectan a nuestra sociedad (el desempleo, las desigualdades crecientes, el desarrollo de un nuevo modelo productivo, el papel del sector público…), la precarización de la mayoría del Personal Docente e Investigador, la necesidad de superar el déficit democrático en el gobierno institucional, la transparencia  en la gestión de las inversiones en infraestructuras e investigación y la obligada revisión en la implantación del Plan Bolonia en la docencia.

Los componentes de Hamlet vienen manteniendo contactos con diferentes personas de la Universidad de Sevilla y desean impulsar  reuniones con un amplio sector de la comunidad universitaria e invitan a ésta a la participación activa y plural en este proceso electoral.

En Sevilla,  septiembre del 2015

Firmado:
Colectivo Hamlet: María Jesús Albarreal Núñez (Dpto. Construcciones Arquitectónicas II), Teresa Duarte Atoche (Dep. Contabilidad y Economía Financiera), Miguel Ángel Olalla Acosta (Dpto. Algebra), David Patiño Rodríguez (Dpto. Economía e Historia Económica), José Pérez de Lama Halcón (Dpto. Historia, Teoría y Composición Arquitectónicas), Ángel Francisco Villarejo Ramos (Dpto. Administración de Empresas y Marketing)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *